Local

Prometer hasta meter y una vez metido, olvidar lo prometido.

Gran Dicho para dejar de aplicarlo en política

Durante el pasado mayo cambiamos de gobierno en Sevilla y a los barrios durante la campaña electoral fueron las/os políticos de las distintas candidaturas prometiendo iniciativas para mejorar. En San Jerónimo, mi barrio,  y como tradicionalmente hace el PSOE, monta su stand y se dedica a repartir bolígrafos, globos, alguna pulserita y el típico folleto del candidato con alguna propuesta del partido. Aunque no los voto desde hace 5 años, suelo acercarme y saludar a las/os colaboradoras/es de la agrupación.

Wordpress_DavidDespués de charlar un buen rato, me lleve un panfleto que me llamó la atención porque eran propuestas concretas para mi barrio. La guardé en un cajón y 4 meses después de la investidura puedo aconsejarle al PSOE que reutilice los panfletos para la campaña electoral de las elecciones generales porque ninguna propuesta ha sido puesta en marcha y por lo que se ve puede que tarden otros 20 años en considerarlas.

Mientras tanto, las vecinas y vecinos de San Jerónimo y La Bachillera seguiremos viviendo en un barrio que se cae a pedazos y huele a mierda.


 

Estándar
General, Nacional

Voto heredado, de castigo y agradecido.

Desde hace año y medio hemos escuchado como PODEMOS ha empezado a hablar del cambio en el eje del votante pasando del eje izquierda-centro-derecha al eje arriba-abajo o lo que es lo mismo, el voto de los desencantados e indignados contra los privilegiados de las clases altas. Es un término muy acertado, debido a que en todos los partidos políticos, hay votantes y militantes desencantadas/os con sus actuaciones. PODEMOS es esa herramienta que recoge ese descontento general siempre anteponiendo ante todo los Derechos Humanos, el respeto y la igualdad.

Bajo mi punto de vista, PODEMOS también debe hacer un gran esfuerzo en aglutinar otro tipo de votantes que por distintas cuestiones son fieles a un partido político o a una opción de voto, más por tradición que por compartir ideologías.

Yo los agrupo en:

Voto heredado: Es el voto que se transmite de padres a hijos, más por ignorancia política y por no romper la tradición partidista de la familia. En este grupo estuve yo hasta 2011 cuando dije ¡¡Basta ya!!  Basta ya de tantas mentiras y tantas falsedades. Para seducir a est@s votantes, tenemos que hacer atractivo el programa electoral  e insistir para que lo lean. ¿Es difícil la tarea? Sí, muchísimo. Pero tenemos un equipo humano capaz de esto y más.

Voto castigo: En este grupo meto los votos en blanco, votos nulos, votos  para que la fuerza mayoritaria en esa zona no arrase y votos a partidos minoritarios para no darle el voto a los partidos mayoritarios que te han defraudado a lo largo de los años. Este grupo es muy importante y hay que dirigirse a ellas y ellos, porque son personas que sí participan en los comicios pero no creen en los partidos del Régimen del 78.

Voto agradecido: Este voto es muy difícil de conseguir ya que proviene de esas familias que son colocadas por el partido gobernante en empresas municipales, Consejos de administración, liberados del partido, etc  y que la mejor forma de agradecerlo es votando. Con ellos, arrastran a padres, abuel@s, hij@s, niet@s, herman@s, sobrin@s que votan más por agradecimiento que por convicción y piensan que para que trabaje otro, mejor que lo haga su familia. A esta gente hay que dedicarles su espacio y tiempo y explicarles que esa no es forma de hacer política, la política se hace para el beneficio de la mayoría y no de unos cuantos privilegiados.

Aparte de estos 3 tipos de votos que yo diferencio, hay otro conjunto de votantes muy importantes y que los partidos políticos dejan en el olvido: el Voto de Abstención. Este conjunto es muy interesante ya que supone el 30-40% del total y es un voto no organizado pero crítico con los partidos y con las ideologías. Si somos capaces de convencer a una parte importante de este grupo, el éxito está garantizado.

Para conseguir este objetivo, todas y todos debemos poner nuestro granito de arena. Me refiero a que Pablo Iglesias o Íñigo Errejón insistan en esto en mítines y en Medios de Comunicación; me refiero a que todos los Consejos Ciudadanos,  sus áreas de trabajo,  todos los Círculos territoriales y sectoriales o simplemente aquellos votantes  de PODEMOS se esfuercen por convencer a estas personas  para ser parte del CAMBIO que todas y todos deseamos.


 

Estándar
General, Nacional

Los catalanes son españoles.

Son las 23 horas del 27S y el análisis que hago de las elecciones catalanas es la siguiente: Los catalanes son españoles. Son españoles porque siguen votando a los mismos que les han robado, desangrado y desmantelado el estado de bienestar.

Pensaba que ese pueblo junto al vasco eran,  políticamente hablando, más inteligentes que el resto de la nación, pero vuelvo a equivocarme.  Hablando en términos generales los catalanes son más de lo mismo, gente que no vota un programa electoral útil y realizable. Son gente que vota un eslogan, una bandera o una cara. Llevan votando a estos ingratos durante décadas, y durante décadas, han ido perdiendo derechos y poder en beneficio de 3 o 4 familias de privilegiados que se han forrado a costa de las arcas públicas.

Debemos de ir asimilando de una vez por todas que cuando se elige a un órgano o persona que va a decidir sobre nuestro futuro más próximo, debemos hacerlo con cabeza e informándonos muy bien que proyecto tiene en mente y si es viable. Es nuestra obligación mojarnos en política y dejar de votar a “vendehumos” de tres al cuarto que vienen con la única intención de llenarse los bolsillos y no son capaces de trabajar por y para la gente.


 

Estándar
General, Local

La mochila se queda en la puerta.

Desde hace años escuchamos en la calle que la izquierda está dividida y que si la izquierda se uniera, derrotaría al bipartidismo. Durante un tiempo estuve a favor de esa confluencia soñada por la gente de izquierdas de hacer una candidatura unitaria de todas las fuerzas políticas del país que cambien el rumbo por el que nos llevan el PSOE y PP. Yo soy votante de Podemos y no estoy a favor de esa confluencia en estos momentos. ¿Por qué?

Es bien sencillo, tengo varios argumentos en los que apoyarme. El primero se basa en la marca Ganemos. El año pasado por estas fechas se celebró la primera reunión en Sevilla para montar la marca Ganemos. Allí viví mi primer desengaño de la posible confluencia de la izquierda política. Se presuponía que allí íbamos “sin mochilas” políticas, sin embargo lo primero que hicimos fue presentarnos y decir de donde veníamos.

photo_2015-08-18_14-35-28Formaciones como IU, Izquierda Socialista, CCOO, Equo, Podemos, Primavera Andaluza, SAT, PACMA, Anticapitalistas, etc. allí se dieron cita. Aquello parecía más una orquesta que una asamblea. Uno proponía un tema y su amigo lo apoyaba, otro proponía un moderador y su compañera lo apoyaba. Nadie abría la boca por no sembrar confrontación a las primeras de cambio. Empezamos a escuchar los mismos discursos que ya nos tragamos en los comienzos de Podemos Sevilla, que si la unidad…, que si el compañerismo…, que si el asamblearismo como máximo referente…, horizontalidad… lo de siempre. Todo eso es muy bonito si dejas tu mochila en la puerta y sumas como persona. Cuando se intenta una confluencia de partidos siempre pasa lo mismo, imperan las ideas y decisiones del partido mayoritario sobre los minoritarios. Mientras se hace el programa electoral no pasa nada, ocurre cuando hay que hacer elecciones primarias y conformar la lista definitiva. Ahí el partido mayoritario maniobra para asegurar sus poltronas al decidir cómo conformar las listas y si no tiene mayoría, alarga tanto las asambleas que gana por agotamiento de los oponentes.

Decidí no volver más porque me olía la tragedia como así fue. Asambleas de 4-5 horas debatiendo y dejar para el final las dichosas votaciones.El resultado fue IU por su cuenta, Ganemos Sevilla se rompe y se refunda in extremis llamándose Ganemos si se puede, la agrupación de electores de Podemos deriva en un partido instrumental estatal…..otra vez la izquierda dividida. Se han conseguido resultados importantes en Madrid, Barcelona, Cádiz y A Coruña porque allí los movimientos sociales y las personas de forma individual si tomaron el mando de la confluencia y aparcaron las mochilas en la puerta.

Otro argumento en el que me apoyo son las elecciones primarias. Son necesarias y para mí diría que hasta esenciales pero a día de hoy son una sangrienta batalla interna donde acaban peleándose compañeras y compañeros por un sillón. Quien pierde, como norma general, no lo acepta y utiliza sus armas para debilitar al ganador. En Podemos se puede ver perfectamente y tendremos que darle una vuelta de tuerca para mejorarlo.

Por último está el tiempo. No se puede montar una candidatura unitaria en 3 meses. ¿Por qué? Es fácil. Crear la estructura organizativa, el programa electoral, las listas finales, dar la difusión necesaria en los medios de comunicación, recaudar fondos para el proyecto y sobre todo y fundamental, crear la ilusión entre las/os votantes no se hace de la noche a la mañana. Todo esto sí lo tiene hecho Podemos a falta de concretar el programa electoral en el que ahora estamos inmersos y donde todas y todos debemos aportar nuestros conocimientos para conformar un programa potente, ilusionante y realizable.

Una vez pasen las Elecciones Generales habrá que evaluar los resultados obtenidos, ver las posibilidades de confluencia y actuar en consecuencia pero siempre dejando la mochila en la puerta.


 

Estándar
Local

Los Monjes, unos cuantos Reyes y niños jugando alrededor del pozo.

photo_2015-08-10_13-50-14

Si das un paseo por el río, al norte y más allá del Alamillo, se distingue una torre. Una torre que se levanta sobre un monasterio que le da nombre a un barrio. Un monasterio con 6 siglos de historia y cientos de historias vividas para ser contadas. Me refiero al Monasterio de San Jerónimo de Buenavista y su torre.

Recuerdo cuando era un niño haber jugado con mis amigos en el claustro principal alrededor de un pozo. Allí mismo nos contaron la historia que ese pozo era una salida en caso de emergencia para los monjes de la orden de los Jerónimos y los reyes que allí hacían noche antes de entrar de forma triunfal por la puerta del arco de la Macarena a Sevilla. Allí mismo, nosotros mismos nos imaginábamos como nos perseguían los “malos” enterrados en el Cementerio de los ingleses anexo al monasterio y huíamos por el hueco del pozo arrastrados por las aguas hasta el río.

Ya en mis años mozos, recuerdo que allí se celebraron varios años seguidos el carnaval del barrio y conciertos de lo más variopinto, incluso la soprano Ainhoa Arteta tuvo el gusto de actuar.Allí se paró la vida del monasterio.

Pero todo no es tan bonito como se piensan. Después de saquearlo y llevarse cualquier detalle de valor que allí quedase, cerraron las puertas, le echaron un buen candado y escondieron la llave en el famoso “cajón del olvido”. Los equipos de gobierno tanto del Ayuntamiento de Sevilla, la Junta de Andalucía y el Gobierno de España no han sabido valorar esta joya de 600 años que día a día va perdiéndose entre los escombros y rastrojos que nacen a su alrededor.

photo_2015-08-10_13-46-10

A día de hoy pasar por la entrada principal que se cae de pena y recorrer esos 100 metros hasta llegar a la puerta de acceso ya es un calvario.  Miedo da pasear a cualquier hora del día por el submundo que allí sobrevive. La basura acumulada, las chabolas allí construidas, perros abandonados y ratas rebuscando entre la basura hacen del monasterio un sitio dantesco.

photo_2015-08-10_13-50-18

Es hora que las vecinas y vecinos de San Jerónimo se pongan manos a la obra y hagan revivir al monasterio, de lo contrario esos 600 años de historia acabarán siendo pasto de la ruina. Es hora de sentarse todos en una mesa y decidir qué y cómo se debe hacer y cuando esté decidido, tendrán que venir y sentarse los responsables de turno y acatar lo convenido. Es hora que los políticos que elegimos y pagamos, se pongan a nuestro servicio y no al revés. Ya está bien de escuchar prometer cada 4 años la misma mentira. Es hora de abrir ese cajón del olvido, buscar la llave del candado y abrir esas puertas para que todo el mundo pueda revivir las historias de los monjes jerónimos, sus reyes y esos niños jugando alrededor del pozo.


 

Estándar